El Valle de Arán.

Este amenísimo valle, situado al pie de la Maladetta, en el sectór más septentrional de la provincia de Lérida, en contacto con una naturaleza casi virgen y rodeado de escarpadas peñas, es una de las comarcas que más espléndidos paisajes puede ofrecer a la contemplación del visitante, pudiendo calificársela, con razón, de “Suiza Catalana”. Linda, al norte, con Francia (Departamento del Alto Garona); al este, con el antiguo condado de Pallars; al sur con la Ribagorça, y al oeste, con el Departamento francés de los Altos Pirineos.

Rodeado de elevados picachos que sobrepasan los 2.500 m. de altitud (tuc de Llansàs, 2560 m.; tuc de Marimanya 2760; mall de Bullart 2752), el país queda casi aislado y el acceso al mismo resultaba muy difícil durante el invierno; pero en la actualidad, con la apertura del túnel de Viella, el tránsito ha mejorado; aunque la economía de los pequeños pueblos enclavados a orillas del Garona, que allí tiene su origen, está desligada casi por completo del conjunto del país.

Los araneses se distinguen por su inteliencia y actividad, habiendo mantenido un contacto muy acentuado con sus vecinos franceses del norte, de los que han recibido mucha influencia, principalmente en lo que a lenguaje se refiere; resultado de ello es su dialecto “aranés”.

Abolidos la mayor parte de los fueros y privilegios araneses, se mantiene, no obstante, la natural unidad del valle. Sus moradores siempre tuvieron estrechas relaciones con Francia, y en los comienzos de la Edad Media dependían del ducado de Gascuña; más tarde se reconoció la soberanía de los Reyes de Aragón, pasando a formar parte de la “Alta Catalunya” como territorio inalienable de la Corona. Los Araneses se regían en lo civil y criminal por sus propias leyes, y para la decisión de los asuntos comunes existía un Consejo General.

En el Valle de Arán el año prácticamente se divide en dos únicas estaciones de duración muy desigual, pues el clima invernal viene a durar de Septiembre a Junio, registrándose frecuentes nevadas y continuos chubascos, acompañados de vientos muy frios; su verano es cortísimo (Julio y Agosto). La climatología, muy diferente de la leridana, se halla sometida a la influencia atlántica.

Sus cultivos, situados a gran altura, sólo tienen aptitud para los pratenses, cereales y patatas, abundando la flora auténticamente alpina. La producción patatera es muy apreciada, pues proporciona semilla selecta propia para exportación. La siega de los prados se efectúa a fines de verano, almacenándose los forrajes henificados para alimento del ganado estabulado.

La población se ocupa durante los meses invernales en la explotación de la riqueza maderera, pues las zonas altas del Valle están cubiertas de feracísimos bosques de abetos y pinos.

A esta comarca le corresponde una cabaña muy importante, en especial de ganado vacuno y caballar, encontrándose asimismo numerosos rebaños de ovejas que durante el verano se mantienen sobre los pastos de montaña en régimen de liberta. Cría y comercio de mulas, que se destinan a los núcleos agrícolas radicados en la provincia leridana.

El Valle de Arán por efecto del régimen pluviométrico (900-1200 mm) que le carecteriza, no conoce los prolongados estiajes que tanto afectan a la mayor parte del territorio catalán. En el plan de incremento de la producción eléctrica merece mencionarse el programa de obras en desarrollo en el Valle de Arán, con los aprovechamientos del río Garona y sus afluentes, en especial desde la cuenca lacustre de Arties hasta la central de Cledes en Lés. El salto de Arties regula la cabecera del río Garona, que tiene su origen en la región meridional del Valle, que comprende una reserva de 29 lagunas, cuyas aguas, mediante una conexión de túneles y canales de más de 20 Km. de extensión, se reúnen en el lago de Montcasau, que constituye la base del sistema que tiene en explotación Fuerzas Eléctricas de Cataluña, S.A.

(Datos extraidos del Libro Cataluña y sus comarcas, cuyo autor es Jaime Bover Argerich)

Anuncios

6 comentarios en “El Valle de Arán.

  1. Mariano , buenas noches , aunque fuiste llaga mia caias muy bien , me acuerdo de tu cara y tu aficcion a la literatura del oeste , bien allado , un abrazo

  2. Mariano bienvenido a nuestro punto de encuentro.
    Si buceas un poco en la pagina te encontraras con bastantes compañeros de nuestro año .
    Yo si que te recuerdo por el nombre pero ahora no te pongo cara.
    Si miras las fotos de Gisbert,Ferrus o las mías es posible que estés en alguna…ya me contaras.
    Un saludo

  3. Hola, me llamo Mariano Borrego González y me he emocinado al leer vuestros comentarios, serví en el año 79-80 y conocí al cabo Joan gisbert Margarit al cabo I Torrecilla y al capitan Artigas.
    No se me olvidará nunca la marcha que hicimos a un pueblo abandonado las pase putas, los SANCHESQUIS me dejaron los talones impresionantes, era un cunil, pero tuve un buenisimo veterano el amigo BARRACHINA.
    Un saludo para todos y si Joan Gisbert lees esto un saludo para tí. Te acuerdas de BONET PEREZ.

  4. Ignacio, a ti también te ha dado por aportar cultura e información. Al final, entre todos vamos a lograr poner de moda al Valle de Arán de forma desinteresada. Tanto es lo que lo recordamos y lo queremos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s